El Observador +

Este sitio está optimizado para 1024 x 768 o superior.

Ir a la versión Mobile

19º C

Montevideo
H 63 %

Buscar

Miércoles 20 de Junio de 2018

Ver Páginas
Buscar

Noticias en la web - MUNDIAL RUSIA 2018

Noticias en la web - MUNDIAL RUSIA 2018 | Edición del día Miércoles 20 de Junio de 2018

Egipto, el espejo uruguayo

Cúper planteará un partido con el "viejo" estilo de la celeste: mucha defensa y contragolpe

Felipe Fernández
Especial para Referí

Héctor Cúper (1955, Santa Fe, Argentina) asumió como entrenador de Egipto con una tarea faraónica por delante: reconstruir una selección. Fue en marzo del 2015 y el panorama no era nada alentador. La primavera árabe, que poco tuvo de primavera, había tenido sus consecuencias en el fútbol. La liga pasó suspendida desde el 2011 al 2014, su predecesor Bob Bradley se había marchado en noviembre del 2013 al no poder clasificarse al mundial de Brasil, y la selección pasó todo el año 2014 sin entrenador, hasta que llegó Cúper.

El caos administrativo fue acompañado por malos resultados deportivos. Egipto pasó de ser tricampeón africano (2006-08-10) a no clasificarse a las tres copas africanas siguientes. En 2012 terminó último en un grupo con Níger, Sudáfrica y Sierra Leona. Al año siguiente lo eliminó la República Centroafricana a la primera de cambio, y para la Copa África 2015 solo le pudo ganar en dos ocasiones a Botswana.

Egipto había tocado fondo. Nunca fue una selección habituada a clasificar a los mundiales (de hecho el de Rusia será su tercero en la historia), pero África siempre fue su feudo, ya que en el continente son el país más ganador. Por eso Héctor Cúper es tan querido en el país norafricano: en dos años los llevó a jugar una final de la Copa África (que perdió) y clasificó a un mundial, algo que no sucedía desde 1990.

El entrenador argentino le ha dado una identidad a la selección egipcia y una forma. Egipto en la era Cúper juega 4-2-3-1. Un equipo convencido en que defienden todos, donde los jugadores suelen retroceder muy rápido buscando pasar la línea de la pelota lo más pronto posible. Cuando no tiene la pelota, que es la mayoría del tiempo, la figura es un claro 4-5-1, con los extremos jugando de volantes y por momentos como doble lateral.

La intención es clara, replegarse para que el equipo contrario se adelante y dejarle metros para que los extremos egipcios puedan explotar su velocidad. En la lista de 23 hay seis jugadores que son punteros. Con más o menos calidad son jugadores que destacan por su aceleración y por ciertas condiciones en el mano a mano con el lateral contrario. Juegan con pierna cambiada: en la eliminatoria Mohamed Salah (zurdo) jugaba por derecha y por izquierda Sobhi (derecho) o Mahmoud Hassan "Trezeguet" (ambidiestro). Todo pasa por las bandas en Egipto.

Por el centro de la cancha se transita poco, tan poco que Cúper terminó descartando a Gomaa y Koka. El primero un mediapunta con cierta habilidad que juega en la liga saudí, el segundo un delantero centro del Sporting Braga portugués. Marwan Mohsen es el único nueve en el plantel, de esos delanteros que pueden jugar lejos del arco y que busca combinarse rápido con los volantes a la hora de atacar.

En la sala de máquinas de la mitad de la cancha están Elneny y Hamed. Ambos derechos, lo que genera cierto problema particularmente a Hamed, que juega de la mitad hacia la izquierda, le cuesta recibir y buscar al volante izquierdo, suele jugar hacia su pierna hábil. Elneny es un volante central que juega de área a área, tiene buen remate de media distancia y buena eficacia en los pases. A la hora de recuperar es el primero que busca romper las líneas, lo que genera que si Egipto pierde la pelota, haya un momento de caos a su espalda. El mediapunta detrás del nueve es quién va con el volante central contrario: suele hacer ese trabajo Said.

La línea de cuatro cuanta con dos laterales que pasan siempre, Fathi por derecha y Abdelshafy por izquierda. En los amistosos previos han tenido grandes problemas cuando el equipo contrario cambia de frente o busca diagonales profundas. Particularmente Abdelshafy tiende a juntarse con los zagueros, quedando demasiado cerrado. El jefe del fondo es Hegazy, titular en el West Bromwich inglés, 194 cm al servicio de bloquear disparos y forcejear con delanteros. Su compañero de zaga no está tan claro: puede ser el también grandote Gabr (191 cm) que también juega en el West Bromwich, o Samir del Al Ahly egipcio, menos centímetros pero más experiencia.

Egipto sabe que sin Salah es un equipo mucho más predecible en ataque, pero no van a cambiar el libreto que tantos buenos resultados les ha dado.


AMISTOSOS DE ESTE AÑO

Partido Goles

Portugal 2-1 Egipto Salah

Grecia 1-0 Egipto

Kuwait 1-1 Egipto Ashraf

Colombia 0-0 Egipto

Bélgica 3-0 Egipto


LOS NOMBRES SIN SALAH

Hegazy

27 años, 45 partidos con la selección. Defensa central con pasado en el fútbol italiano (Fiorentina y Perugia). Fuerte en el juego aéreo y de buena ubicación a la hora de leer el ataque contrario.

Elneny

25 años, 61 partidos en la selección. La primera opción de salida para Egipto, salió muy jóven del país, se terminó de formar en Basilia donde luego dio el salto al Arsenal. Titular en la última Europa League en el equipo de Wegner.

Hassan "Trezeguet"

23 años, 26 partidos con Egipto. Titular en el Kasimpasa turco que terminó octavo en la última liga. Ambidiestro. Es una de las opciones para ocupar el rol de delantero centro si no funciona el plan A.

Sobhi

21 años, 26 partidos como internacional. Derecho jugando por la izquierda, titular en la primera mitad de la temporada en el Stoke City, con menos minutos el último semestre. Lo más peligroso de Egipto luego de Salah.

OPINIÓN

LoAhmad Yousef

Kingfoot.com

LOS EGIPCIOS NO SE ILUSIONAN CON UNA VICTORIA

Sin Salah, Egipto no cambiará mucho en términos de la forma en que se para. Salah será reemplazado por Ramadán Sobhi o Amr Warda (Warda es menos probable que comience, pero él es mi preferencia personal ya que Sobhi ha tenido un muy pobre rendimiento y Warda es más enérgico). Egipto jugará 4-2-3-1: El Hadary, Fathi, Hegazi, Gabr, Abdelshafy, Hamed, Elneny, Sobhi, El Said, Trezeguet, Mohsen). Con o sin Salah, Egipto jugará muy a la defensiva y colocará a 10 hombres detrás del balón, con únicamente Mohsen arriba para pelear con los dos centrales uruguayos. Tratarán de anotar en el contraataque, pero esto será difícil sin el ritmo de Salah. Egipto es difícil de romper en el medio, sin embargo, son vulnerables desde los centros, ya que 14 de los 20 goles concedidos bajo Héctor Cuper vinieron por esa vía. Uruguay tendrá en gran medida la posesión del balón y no será presionado en su propia mitad, ya que Egipto les permitirá jugar hasta la mitad de la mitad. Todos en Egipto es consciente que lo más lógico sería una victoria de Uruguay pero no por mucho, tal vez 1-0 o 2-0. Sin embargo, si Salah está en forma, quizás podamos marcar un gol.

Ingreso Usuarios

Mensaje de error

Enviando...

Olvidé mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para reestablecer tu contraseña.

Enviar

Aviso de suscripción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.