El Observador +

Este sitio está optimizado para 1024 x 768 o superior.

Ir a la versión Mobile

21º C

Montevideo
H 55 %

Buscar

Viernes 15 de Diciembre de 2017

Ver Páginas
Buscar

Noticias en la web - MÚSICA

Noticias en la web - MÚSICA | Edición del día Viernes 15 de Diciembre de 2017

Roger Waters, un intelectual del rock

Dará un concierto en Montevideo el año próximo; su paso por la legendaria banda británica Pink Floyd lo transformó en un engranaje clave en la historia de la música

El día que los chanchos vuelen ya está marcado en el calendario. El 3 de noviembre de 2018, un cerdo inflable gigante va a pasar por encima del Estadio Centenario. Es que ese día el músico inglés Roger Waters tocará por primera vez en Montevideo, y una de las proezas visuales con las que maquillará su espectáculo será el icónico símbolo del disco Animals, de la banda que integró entre 1965 y 1985: Pink Floyd.

La visita del músico de 74 años puede tergiversarse como una visita de Pink Floyd, porque Waters es el autor de sus obras más conocidas, además de ser una de las voces de mando dentro de un grupo en el que había al menos tres potenciales caciques.

Pero Waters no se limita a la obra de Pink Floyd, sino que además publicó cuatro discos solistas. El más reciente es Is this the life we really want?, lanzado en junio pasado y la excusa que lo trae a Montevideo, en el marco de su gira mundial Us+Them.

En ese show se podrán ver algunos de los elementos que convirtieron al grupo (y a Roger Waters en particular) en una banda fundamental para entender la evolución del rock tanto dentro del estudio como en los escenarios.

Para empezar hay que decir que Pink Floyd no es una banda fácil. No es el mejor lugar para ingresar en el mundo del rock, como pueden ser los Beatles, AC/DC o los Rolling Stones. Requiere una preparación y una experiencia previas, porque es música intelectual, algo dicho en el mejor de los sentidos.

La banda nació en el ambiente universitario londinense (Waters, el baterista Nick Mason y el tecladista Richard Wright estudiaban arquitectura, y el cantante Syd Barrett, bellas artes) y se formó en el under hasta que en 1967 logró su primer contrato discográfico.

Sus integrantes se destacaron en el fermental y expansivo universo musical de la década de 1960 por su intención de experimentar con los sonidos, tanto de sus instrumentos como los de objetos cotidianos como relojes (Time) o máquinas registradoras (Money).

Ese costado más psicodélico, hijo de un momento en el que las drogas alucinógenas acompañaban como guarnición la escucha musical y la composición (no en el caso de Pink Floyd cuyos integrantes, salvo Barrett, experimentaron pero no consumieron activamente) se sumo a lo que se acabaría llamando rock progresivo.

Ese movimiento está determinado por el uso de arreglos y técnicas de géneros "cultos" como el jazz o la música clásica, la experimentación sonora, la poética en las letras y el abandono de una intención de hacer bailar (como ocurría con el rock hasta ese momento) para que el público se dedique a escuchar la canción.

Pink Floyd marcó esas casillas y al ser una de las primeras en hacerlo, marcó un estilo que es por un lado difícil de replicar, y por otro, que fue una influencia clave en lo que vendría.

La banda tocó su techo en la era en la que los álbumes eran la forma predilecta de publicar música, y fueron cultores del disco conceptual, obras con un eje temático claro en la música y las letras, apoyados por artes de tapa icónicos como el de Wish you were here y, sobre todo, el de The Dark Side of the Moon.

Desde sus inicios sumaron algo que años más tarde, con tecnología y dinero, Waters multiplicó en sus espectáculos solistas: además de la música, los videos, imágenes y despliegues visuales son pieza fundamental del vivo. En 1966 eran videos psicodélicos, en 2018 serán pantallas gigantes, láseres y chanchos voladores. Pero el espíritu es el mismo y, por lo tanto, es el espíritu de Pink Floyd.

MOJONES EN LA CARRERA DE ROGER WATERS

Tres líderes

En el principio, el líder de Pink Floyd era Syd Barrett. Fue clave para la banda y un artista creativo, pero el abuso de sustancias como el LSD hizo que lo echaran del grupo. Además, padecía de trastornos mentales. Waters asumió el mando, con la era de The Wall como su punto álgido. Tras su partida en 1985, David Gilmour (reemplazante de Barrett) se quedó con el control hasta la disolución de la banda.

La guerra y su padre

A pesar de que su padre murió cuando el tenía dos meses, fue una gran influencia. Fue laborista, militante comunista y antifascista. Murió en batalla en 1944, en plena segunda guerra mundial.

Syd barrett

La partida de Barrett fue una bisagra para Pink Floyd. De a poco, Barrett se perdió en una espiral de drogas y trastornos que influenciaron muchas de las letras posteriores de la banda. Por ejemplo, el himno Wish you were here.

Dark side of the moon

Ubicado en el puesto número 28 de los 50 acontecimientos más relevantes de la historia del rock según el diario británico The Guardian y en el lugar 43 entre los 500 mejores discos de la historia según Rolling Stone, el octavo álbum de la banda no fue tan bien recibido en su momento. Sin embargo, constituyó un hito del rock progresivo y una piedra angular sobre la que Pink Floyd y el propio Waters cimentaron su leyenda dentro de la música.

Animals

El décimo álbum de la banda fue otro de sus puntos altos para Waters, que ofició como uno de los grandes artífices de sus letras. Animals se apoya en el libro Rebelión en la granja de George Orwell para crear otro de los mundos conceptuales de Pink Floyd.

LA SEPARACIÓN

Pink Floyd se separó en 1995, luego de la gira del disco The Division Bell. En 2005 se reunieron Waters, Gilmour, Mason y Wright para el Live 8, un show irrepetible tras la muerte de Wright en 2008.

THE WALL

Pocos discos influenciaron tanto al rock y la música en general como el conceptual The Wall. Waters volcó varias de sus vivencias en las historias que cuenta el disco, una narración que incluyó críticas al sistema educativo británico, la sociedad de consumo y la opresión de la clase política.
Además, The Wall también se convirtió en una película y una serie de shows que innovaron en despliegue y tecnología y se volvieron referencia de las performances en vivo.


Ingreso Usuarios

Mensaje de error

Enviando...

Olvidé mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para reestablecer tu contraseña.

Enviar

Aviso de suscripción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.