El Observador +

Este sitio está optimizado para 1024 x 768 o superior.

Ir a la versión Mobile

11º C

Montevideo
H 76 %

Buscar

Sábado 25 de Noviembre de 2017

Ver Páginas
Buscar

Noticias en la web - Mundo

Noticias en la web - Mundo | Edición del día Sábado 25 de Noviembre de 2017

La investigación de Rusia hace que los gigantes de la tecnología intenten distanciarse de la etiqueta de 'social'

Después de años de intentar sin éxito construir una red social que pudiera competir con Facebook, Google finalmente obtuvo algo de todos sus fracasos

Por DAISUKE WAKABAYASHI y MIKE ISAAC, The New York Times News Service

Esta semana, los miembros del congreso interrogaron a los ejecutivos de Google, Facebook y Twitter en tres audiencias enfocadas en el papel que las redes sociales desempeñaron en la divulgación de la campaña de desinformación rusa anterior a la elección de 2016. El representante de Google en dos de las audiencias, Kent Walker, el consejero general de la empresa, señaló la distinción entre el gigante de las búsquedas y las otras dos empresas de internet.

En repetidas ocasiones y rotundamente, respondió preguntas en las audiencias diciendo: "No somos una red social".

Las empresas tecnológicas han recibido un bombardeo en el tribunal de la opinión pública en meses recientes. Según sus críticos, se han hecho demasiado grandes, demasiado poderosas y demasiado conscientes de su influencia. Y las audiencias en el congreso de esta semana agregaron una percepción poco favorecedora a la vergüenza creciente de la industria en torno a la intromisión rusa en la elección.

"Sin suficiente supervisión, estas empresas jamás imaginaron que los servicios de inteligencia hostiles harían mal uso de sus plataformas de esa manera", dijo Renee DiResta, investigadora de seguridad independiente de Data for Democracy. "Parece que las personas que las dirigen no comprenden por completo lo que han diseñado".

Quizá no es sorprendente que algunas de las empresas más grandes de la industria se hayan limitado a decir, básicamente, "no nos culpen".

Tim Cook, el director ejecutivo de Apple y un crítico franco de las prácticas de recolección de datos de los rivales tecnológicos de su empresa, dijo el miércoles que le preocupaba que las redes sociales pudieran ser usadas como armas contra la gente que las utiliza.

"El problemas más grande es que algunas de estas herramientas se utilizan para dividir a la gente, para manipularla, para hacer que las noticias falsas lleguen a las personas en grandes cantidades y para influenciar su forma de pensar", dijo Cook en una entrevista con NBC News.

Frank Shaw, director de comunicaciones de Microsoft, el antiguo rival de Apple, alabó los comentarios de Cook en una publicación de Twitter, y dijo que Cook había enmarcado el problema "perfectamente". El año pasado, Microsoft compró LinkedIn, una red social dedicada al ámbito profesional, por 26.200 millones de dólares, pero parece que el sitio desempeñó un papel mínimo en la iniciativa de influencia de Rusia.

Con el surgimiento de Facebook, Twitter y otros servicios similares a lo largo de la década pasada, la palabra "social" se volvió clave en Silicon Valley mientras las empresas llenaban sus nuevos productos de funciones parecidas a las redes sociales. Incluso Apple, a pesar de las decenas de miles de millones de dólares que ha obtenido fabricando dispositivos computacionales, ha experimentado con las redes sociales enfocadas en la música.

No obstante, conforme las redes sociales se han vinculado cada vez más a disputas desagradables, lenguaje racial divisorio y propaganda rusa, la codiciada etiqueta de "social" se ha vuelto un lastre, dijo Joseph Bayer, profesor adjunto de la Universidad Estatal de Ohio que estudia las redes sociales.

"Tan solo el hecho de que una empresa tecnológica intente minimizar su influencia total es una señal reveladora del momento que vivimos", dijo Bayer.

Google, que opera bajo la empresa matriz Alphabet, puede ofrecer una distinción entre su negocios y la manera en que operan las redes sociales... sobre todo porque sus intentos de construir una red social no han tenido mucho éxito.

La empresa gastó millones de dólares creando Google+, un sitio social construido específicamente para competir con Facebook. La empresa vinculó Google+ con casi cada uno de sus productos, y en ese entonces la describió en declaraciones públicas como la "columna social" de Google.

También hubo iniciativas que duraron poco, como Google Buzz y Google Wave, o sitios geográficamente específicos, como Orkut, popular en Brasil, pero ignorado en otros países.

Google+ sigue existiendo, pero se considera un fracaso. Google dijo que no había encontrado publicaciones políticas de actores vinculados con algún Estado en Google+.

Google a menudo ha intentado convertir YouTube, su extenso servicio de video, en algo más parecido a una red social con la esperanza de mantener el interés de sus visitantes. El año pasado, YouTube añadió lo que llamó su producto de "Comunidad", básicamente funciones que tienen la intención de inspirar a los usuarios para interactuar más entre sí.

Google dijo que las cuentas que se cree que tienen vínculos con el Kremlin habían subido más de 1100 videos a YouTube acerca de temas raciales, religiosos y políticos. Esos videos fueron vistos 309.000 veces. Muchos de esos videos solo tuvieron una cantidad pequeña de vistas, aunque fueron "publicados frecuentemente en otras plataformas de redes sociales", dijo al subcomité del senado Richard Salgado, el consejero sénior de Google en materia de cumplimiento de la ley y seguridad de la información el martes.

Para proporcionar una comparación, Facebook calculó que 150 millones de usuarios de Facebook y su subsidiaria, Instagram, habían estado expuestos a 80.000 publicaciones que provinieron de la campaña de influencia rusa.

Twitter dijo que había descubierto entre septiembre de 2016 y noviembre de 2016 más de 2700 cuentas vinculadas con la Agencia de Investigación de Internet de Rusia, una empresa que tiene lazos con el Kremlin. Esas cuentas publicaron cerca de 131.000 tuits a lo largo del periodo en cuestión. Twitter identificó 36.000 cuentas automatizadas más vinculadas con Rusia que publicaron 1,4 millones de tuits relacionados con la elección durante el mismo periodo. Los tuits recibieron cerca de 288 millones de vistas.

"Ahora estamos viendo que toda la atención del congreso se enfoca en Facebook y Twitter porque fueron el eje" de los operativos rusos de información, dijo DiResta, la investigadora de seguridad.

Ingreso Usuarios

Mensaje de error

Enviando...

Olvidé mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para reestablecer tu contraseña.

Enviar

Aviso de suscripción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.