El Observador +

Este sitio está optimizado para 1024 x 768 o superior.

Ir a la versión Mobile

17º C

Montevideo
H 63 %

Buscar

Lunes 11 de Diciembre de 2017

Ver Páginas
Buscar

Noticias en la web - Acuerdo

Noticias en la web - Acuerdo | Edición del día Lunes 11 de Diciembre de 2017

Reconciliación entre grupos palestinos rivales

Islamista Hamas y Fatah concluyeron una década de luchas internas; Israel cree que eso dificultará acuerdo de paz

El movimiento islamista Hamas y su rival, también palestino, Fatah, firmaron este jueves en El Cairo un acuerdo de reconciliación para poner fin a una década de luchas, dándose un plazo de dos meses para resolver las cuestiones más espinosas.

Ambas partes acordaron permitir a la Autoridad Palestina, reconocida por la comunidad internacional, "que lleve a cabo su trabajo y asuma su plena responsabilidad a la hora de dirigir la Franja de Gaza, como ocurre en Cisjordania, antes del 1º de diciembre de 2017", comunicaron las autoridades egipcias que supervisaron las negociaciones.

Fatah y Hamas, muy enfrentados hasta hace semanas, se dieron ese plazo para solucionar sus desacuerdos, y celebrarán una nueva reunión en El Cairo el 21 de noviembre, indica el texto. Los detalles de lo firmado en la capital egipcia no fueron comunicados a los periodistas presentes en El Cairo.

Sin embargo, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, saludó este momento como "el acuerdo final para poner fin a las divisiones" palestinas.

Para ilustrar el acercamiento entre ambos movimientos, Abás visitará Gaza "en menos de un mes", según Zakaria al Agha, responsable del partido en ese territorio. De concretarse, sería la primera visita del presidente a Gaza desde 2007, año en el que Hamas tomó el poder en el enclave. El movimiento islamista, que ganó las elecciones legislativas en 2006 pero no pudo gobernar por las presiones internacionales, expulsó entonces a Fatah de la franja a raíz de enfrentamientos violentos.

La Autoridad, dominada por el moderado Fatah, ejerce un poder limitado en Cisjordania, ocupada por Israel y situada a decenas de kilómetros de distancia de Gaza.

El acuerdo de reconciliación prevé el despliegue de 3.000 policías de la Autoridad Palestina en Gaza y en las fronteras con Israel y Egipto, dijo un alto responsable implicado en las conversaciones.

El acuerdo provocó escenas de júbilo en la franja de Gaza, donde la población salió a las calles, cantando y repartiendo dulces. "Hoy veo sonrisas y esperanza en el rostro de los jóvenes, somos todos optimistas", declaró Abed al Haleem Saed.

Todos los anteriores intentos de reconciliación habían fracasado desde 2007, incluido el que había dado lugar a un acuerdo en 2011 en El Cairo. Pero ante el riesgo de explosión social, un menor apoyo de Catar y la presión del vecino Egipto, Hamas había aceptado en setiembre el regreso de la Autoridad Palestina y su gobierno a Gaza, donde la semana pasada se celebró el primer consejo de ministros desde 2014.

Temas para resolver

El movimiento islamista y su rival laico y moderado de Fatah entablaron el martes negociaciones discretas en la capital egipcia para concretar la reconciliación que anunciaron con gran pompa la semana pasada.

Las conversaciones se centraron en los aspectos prácticos de la reconciliación. El resultado del acercamiento entre Hamas y Fatah es primordial para el futuro de los palestinos, particularmente para los 2 millones de gazatíes, agotados por tres guerras con Israel desde 2008, el bloqueo israelí y egipcio, la pobreza, la desocupación y los cortes de agua y electricidad.

Las divisiones palestinas se consideran asimismo como uno de los principales obstáculos para encontrar una salida al conflicto israelí-palestino.

La legitimidad de Abás, interlocutor de Israel y la comunidad internacional, quedaba en entredicho porque Hamas, considerado terrorista por Israel, Estados Unidos y la Unión Europea, e intratable por varios países árabes, gobierne a dos quintas partes de los habitantes de los territorios ocupados.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, advirtió en Facebook: "Israel se opone a cualquier forma de reconciliación en la que la organización terrorista de Hamas no entregue sus armas y no cese su combate para destruir a Israel". Entonces, acotó: "La reconciliación entre Fatah y Hamas tan solo dificulta mucho más la búsqueda de la paz".

Antes había dicho que Hamas debía romper sus relaciones con Irán y reconocer a Israel, pretensiones a priori imposibles de aceptar por Hamas. Este espera el levantamiento de las sanciones financieras impuestas por Abás, como la suspensión del pago de la electricidad gazatí a Israel, algo que debería ocurrir "muy pronto", según Agha.

Los movimientos palestinos ya avisaron que la reconciliación llevará tiempo, y cuestiones espinosas como las armas de Hamas o el control de la seguridad en Gaza todavía están por resolverse.

Ingreso Usuarios

Mensaje de error

Enviando...

Olvidé mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para reestablecer tu contraseña.

Enviar

Aviso de suscripción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.