El Observador +

Este sitio está optimizado para 1024 x 768 o superior.

Ir a la versión Mobile

16º C

Montevideo
H 100 %

Buscar

Miércoles 18 de Octubre de 2017

Ver Páginas
Buscar

Noticias en la web - SELECCIÓN

Noticias en la web - SELECCIÓN | Edición del día Miércoles 18 de Octubre de 2017

Bentancur: historias y vivencias con la celeste

El volante juvenil contó todo lo que sintió antes, durante y después del debut con la mayor

El ómnibus de la selección con la imagen de las glorias estaba encendido. Rodrigo subió y se sentó al lado de Carlos "Pato" Sánchez. Dudó un instante pero no se animó. "Todavía no puedo pedir dónde viajar. Tengo que respetar", le contó a Referí en la charla mano a mano antes de partir ayer hacia Turín.

Y se inició el viaje a la ilusión. Allá fue el ómnibus en la tarde del martes, metido en una caravana. Las calles abarrotadas. Rodrigo se quedó con aquello que le había dicho el Maestro Tabárez: "Si querés mirá, pero no te emociones". Y fue como se lo contaron.

"Decidí mirar para afuera y era increíble lo que se vivía. Como una camiseta une a todo el país, ¡la pasión que hay!".

Rodrigo Bentancur recordó sus primeras historias y vivencias en un mano a mano con Referí. Desde su llegada al Complejo, donde se equivocó en el primer pase, hasta el viaje al Estadio Centenario, y el himno, que le erizó la piel.

"Apenas llegamos al Estadio toda la gente que se abrazaba, cantaba por la celeste. Es increíble. Me tocó jugar en Boca y ahora en la Juventus pero no se compara. La pasión por una selección es mucha más que la que se tiene por un club y ayer quedó demostrado".

Reveló que hay imágenes que se llevará para siempre.

"Como la de una familia, estaban las tres generaciones, los nietos, los padres y los abuelos. Ahí te cae un poco la ficha de lo que representa esto y entran los nervios de decir 'dónde estoy y qué nos estamos jugando. Pero intenté que los nervios no jugaran en contra".

Entró al camarín, salió a calentar y después le tocó el momento emotivo complicado: el Himno. ¿Qué sintió?

"¡Pah! La verdad que es impresionante escuchar a todo el Estadio cantando el himno, se me erizó la piel. Fue algo increíble de vivir y espero que sea una de muchas. Ahí te vuelve todo. Me puse a pensar todo lo que laburaron mis viejos para darme todo, lo que pasé de chico, se me vino a la cabeza toda la familia, lo que lucharon para que lograra el sueño".

La entrevista es interrumpida por Juan Ramón Carrasco que estaba en el aeropuerto. JR le estira la mano. "Vamos a saludarlo al hombre", dice Juan. El técnico se dispone a ser entrevistado por la televisión cuando apunta: "En mi cuadro es titular siempre".

Rodrigo atina a decir: "¡Pah! Que me salude Carrasco es impresionante. Cuando estaba en la fila haciendo el trámite para embarcar lo estaba mirando y es increíble que me venga a saludar".

¡Y a la cancha Rodrigo! Sin misterios. Había sentido el respaldo en la semana como para tener espalda. "Diego Godín estaba encima siempre. En todo momento. Apenas llegué erré un pase y Diego me grito: '¡Dale Rodri! ¡No pasa nada!'. Cuando íbamos a comer, cuando estábamos todos juntos siempre metiendo algún bocado para que estuviéramos tranquilos y viviéramos el momento como uno más, y sin tanta presión".

Bentancur agregó lo que sucedió antes del partido: "Mati Vecino y Diego (Godín) nos dijeron que jugáramos sin presión, sin miedo, que la cancha iba a explotar pero que eso no nos debía jugar en contra. Dimos lo mejor de nosotros, hicimos lo que pidió el técnico y creo que lo supimos hacer".

El volante de la Juventus compartió la habitación en la concentración con Federico Valverde. "Y cualquier duda que teníamos le preguntábamos a los grandes".

Cuando terminó la fiesta en el Centenario comenzó la otra. La que vivieron en la intimidad del grupo. Ahí, en determinado momento Rodrigo compartió un mano a mano con Nico Lodeiro.

"Hablamos antes del partido sobre todo el estrés que genera una eliminatoria. Nico Lodeiro me decía de lo increíble que era terminar una eliminatoria así después de todo lo que vivieron. A mí me tocó estar en la culminación", puntualiza.

Mientras el juvenil volante de la selección esperaba para embarcar, pasaba desapercibido en la cola. Hasta que una señora se percató quién era y sacó una camiseta de Uruguay para firmar. Enseguida aparecieron los pedidos de fotos. Atendió a todos.

Ahora empieza a convivir con la fama en Uruguay. ¿Cómo será para un botija de 20 años que le pidan una foto?

"El reconocimiento es lindo, sacarse una foto y que te digan que anduviste bien, te ayuda a crecer. No me puedo marear", dijo antes de dar paso a lo que le sucedió con su padre. "Lo primero que hizo mi viejo, apenas llegué, fue hacer la crítica; luego vinieron los halagos. Eso es lo bueno que tienen mi viejo, que no te pinta todo color de rosas. Que mi familia esté muy encima de mí me ayuda a mantener los pies sobre la tierra. Mi viejo es el que me baja a tierra".

Carrasco lo comparó con Sócrates o Falcao

"Comparaciones... que son lindas a veces: Sócrates, Falcao, mirá dónde te apunto. Ese estilo que se puede desdoblar, porque llega, recupera y lo hace con técnica; no es el típico que recupera como sea, sino que técnicamente lo hace muy bien. Y luego tiene decisiones muy inteligentes que esas lo hacen aún mejor. Es un jugador que discutían en Argentina, y sinceramente me llamaba la atención porque es uno hecho a la medida para el fútbol que se práctica allá. Fue muy bueno lo de Guillermo (Barros Schelotto) que confió porque sabía que tenía tremendo jugador. Demostró que está a la altura y que no le queda grande", dijo Juan Ramón Carrasco a Referí.

Ingreso Usuarios

Mensaje de error

Enviando...

Olvidé mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para reestablecer tu contraseña.

Enviar

Aviso de suscripción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.