El Observador +

Este sitio está optimizado para 1024 x 768 o superior.

Ir a la versión Mobile

17º C

Montevideo
H 77 %

Buscar

Sábado 19 de Agosto de 2017

Ver Páginas
Buscar

Noticias en la web - Guerra

Noticias en la web - Guerra | Edición del día Sábado 19 de Agosto de 2017

Yemen: un país desangrado y en crisis humanitaria

Organismos internacionales interceden para poner fin al enfrentamiento y reconstruir al país

Sumido en una guerra que lleva ya más de dos años y dejó como saldo hasta hoy más de 20 mil víctimas y cerca de 50 mil heridos, Yemen, un país de 194.553 kilómetros cuadrados y con 27,5 millones de habitantes, presenta una crisis humanitaria sin precedentes –de las peores del siglo XXI– y en la que la hambruna y la epidemia de cólera agravan la situación cada día.

El jefe de la organización no gubernamental Care International afirmó que la crisis humanitaria en Yemen, un país desangrado por la guerra y golpeado por una epidemia de cólera, es "una vergüenza para la humanidad".

"Estamos en el siglo XXI y la situación actual es una vergüenza innegable" para el mundo, aseguró Wolfgang Jamann, al concluir una visita de cinco días al país.

Los efectos de la guerra determinaron que distintos puertos importantes ubicados sobre la costa del mar Rojo estén bloqueados, lo que impide el acceso de alimentos y medicamentos a millones de personas.

La guerra

En ese marco, la guerra sigue hundiendo a un país cada vez más pobre desde marzo de 2015.

Desde ese momento, un grupo integrado por milicianos huthi, una minoría religiosa chiita, con el apoyo de tropas del ejército leales al expresidente Alí Abdallah Saleh, se enfrenta a combatientes afines al actual presidente Abd Rabbo Mansur Hadi, grupos opuestos a los huthi y una coalición liderada por Arabia Saudita y que apoya Estados Unidos.

El apoyo de Arabia Saudita se explica porque ese país considera como un peligro potencial a las milicias huthi, por sus vínculos con Irán, el gran enemigo árabe en esa convulsionada región.

Con ese telón de fondo, la destrucción de buena parte de las infraestructuras del país, sobre todo las sanitarias, no era difícil imaginar que pudiera generarse una letal epidemia de cólera, donde unas 7 mil personas se contagian la enfermedad por día.

Es que a los problemas generados por la guerra, se suman la falta de higiene y agua potable, la carencia de alimentos y las dificultades para acceder al mercado laboral, por ejemplo.

Los niños, un problema

En ese estado de situación, los que llevan la peor parte son los niños, donde unos dos millones padecen "desnutrición aguda", según datos de las Naciones Unidas.

Cerca del 80% de los niños yemeníes necesita ayuda humanitaria inmediata.

Representantes de distintos organismos multilaterales hicieron correr recientemente la voz de alarma.

"La desnutrición hace que los niños sean más sensibles al cólera y las enfermedades crean mayor desnutrición: es una combinación viciosa", advirtieron los funcionarios de esas organizaciones, que visitaron Adén, ubicada al sur y capital "provisional" del gobierno reconocido por la comunidad internacional, así como Saná, la capital que continúan controlando las tropas rebeldes.

"El país está al borde de la hambruna y más del 60% de la población no sabe dónde obtendrá su próxima comida", concluyeron los directores de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus; del Programa Mundial de Alimentos (PMA), David Beasley; y de la Unicef, Anthony Lake.

La epidemia

La epidemia de cólera, un problema en si mismo, agravó todavía más una situación que ya era bastante precaria. La epidemia se declaró a finales de abril y se estima que puede alcanzar el umbral de 600 mil casos para finales de 2017, según el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), cuyo presidente, Peter Maurer, también visitó el país recientemente.

Se estima que uno de cada 45 yemeníes habrá contraído la enfermedad a finales de año como consecuencia directa del conflicto que "arruinó" los servicios existentes y también repercutió en el sistema sanitario, afirmó ese organismo en un reporte.

Mientras tanto, más de 400 mil personas se enfermaron y unas 1.900 murieron desde abril en la segunda epidemia de cólera en ese país en menos de un año, según la Cruz Roja y la OMS.

Los organismos internacionales enfatizaron que casi la totalidad de las personas afectadas por la enfermedad estarían en condiciones de sobrevivir si tienen acceso irrestricto a los servicios de salud. Pero en este momento menos de la mitad de las instalaciones médicas están operativas.

Representantes de organismos internacionales realizaron intensas gestiones ante la comunidad internacional para encontrar una solución pacífica al conflicto que permita reconstruir el país y poner fin a la crisis humanitaria.

Pero siete acuerdos de tregua negociados por las Naciones Unidas cayeron en saco roto, pues ambas partes siguen mostrándose intransigentes, pese a que el costo humano es cada vez más elevado.

En cifras

600.000 casos de cólera puede haber en Yemen hacia finales de 2017.

1.900
personas murieron desde abril a causa de la segunda epidemia de cólera en el país en menos de un año.

20.000
muertos y 50.000 heridos es el saldo hasta el momento de la guerra en Yemen, iniciada hace más de dos años.

2.000.000 de niños padecen desnutrición aguda, según datos relevados por las Naciones Unidas (ONU).

27.500.000
de habitantes tiene Yemen, un país que padece los efectos de una guerra devastadora.

Ingreso Usuarios

Mensaje de error

Enviando...

Olvidé mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para reestablecer tu contraseña.

Enviar

Aviso de suscripción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.