El Observador +

Este sitio está optimizado para 1024 x 768 o superior.

Ir a la versión Mobile

13º C

Montevideo
H 38 %

Buscar

Domingo 20 de Agosto de 2017

Ver Páginas
Buscar

Noticias en la web - HISTORIAS

Noticias en la web - HISTORIAS | Edición del día Domingo 20 de Agosto de 2017

Correa, el golero goleador

El arquero de Colón es el goleador de la Segunda B Nacional con siete tantos en 11 partidos: es vidriero y va a entrenar en bici

Esteban Correa llega en bicicleta al entrenamiento en el Parque Suero y el preparador físico de Colón, Yamandú Martínez, le vuelve a pasar un reto. "No es buena la bicicleta, te carga los cuádriceps". Pero el Chueco no le hace caso. La plata del viático –todo lo que recibe por jugar al fútbol en la Segunda B Nacional– no se negocia: es para la casa.

Poco tiempo atrás estuvo dos meses refaccionando un galpón en el Parque Tecnológico Industrial del Cerro. "Pero es bravo tener un trabajo que se pueda coordinar con los entrenamientos y los partidos", explica a Referí.

Voluntad no falta: "Soy oficial colocador de vidrios, vidriero, y hago changas en la construcción como peón en obras. Me revuelvo con la pintura y hago de todo. Fui encargado en un supermercado, trabajé como feriante; hice de todo un poco", cuenta.

Pero a pesar de que ya cumplió los 30, los sueños en el fútbol no se apagaron. Correa es el golero de Colón y también el goleador de la viaje divisional C.

¡¿Cómo?! Sí. En 11 fechas, tiró siete penales y metió seis anotando de cabeza, en el rebote, el único que le atajaron. Además contuvo uno y tiene, junto a Platense, el arco menos vencido del torneo. Todo comenzó cuando un histórico del club, Sebastián Donángelo se lesionó tras anotar de penal en la primera fecha.

Carlos Iglesias, el ayudante ténico de Julio Acuña, le preguntó al grupo quién iba a tomar la posta. "Un compañero me propuso y acepté. Solo pedí que me tuvieran fe".
"Nunca antes había pateado y no me pongo nervioso cuando voy a la ejecución. Voy convencido de que lo tengo que meter sí o sí. Después cuando miro los videos sí me entran los nervios", confiesa.

El más emotivo fue el que anotó el pasado domingo contra Huracán Buceo: "Fue en el minuto 95 y ganamos 1 a 0". El secreto de la pegada está en que Correa se formó como defensor central y lateral izquierdo. "En Peñarol estuve más de un año como aspirante hasta que me tiraron para afuera cuando llegó el Vasquito Aguirregaray. Nunca me ficharon".

A los 15 años recaló en la Cuarta de La Luz. "Un día se fue el golero y alguien dijo: 'Qua ataje el Chueco'. Y me mandé. Me encanta el puesto, me gusta tener tanta responsabilidad".

En la temporada 2009-2010 llegó al primer equipo de Platense, en la C, donde lo dirigió Julio Acuña.
En la siguiente temporada (2010-2011) llegó a Colón y definió el ascenso con Villa Teresa, a la postre campeón. Pero Correa fue el héroe que forzó la finalísima atajando tres penales en una definición en el Méndez Piana que lleva marcada a fuego a pesar del paso del tiempo.

Así pasó a Torque: "Ya en la C era un equipo grande, teníamos todo porque estaba el grupo gerenciador mexicano. Estuve con Jonathan Álvez, Fernando Cañarte, Nicolás Milesi, Guillermo Dutra y Jesús Toscanini. Cuando subimos firmé un contrato de un año y medio como profesional".

Aquello fue como tocar el cielo con las manos para el joven criado en el barrio Casavalle. Salvo que un par de errores, producto de su inexperiencia, no le permitieron consolidarse en el equipo: "Jugué siete u ocho partidos. En uno contra Rentistas me dan un saque de banda atrás y como soy zurdo cerrado estaba mal perfilado, pifié y se la dejé al 9 en el pecho. Después, contra Rampla en el Olímpico, ganábamos 3 a 2 y en la última pelota salgo a descolgar un centro frontal y quise cancherear haciéndole un sombrerito al delantero. Me chocaron, (Javier) Bentancor no cobró nada, porque el Olímpico estaba lleno, y nos empataron. Me quería morir, el partido era televisado. Me
desanimé y dejé el fútbol por un año. Fue un error", dice.

Volvió a Colón para jugar como zaguero y con la llegada de Virginio Cáceres a la conducción retornó a lo suyo, el arco.

Ahora le agregó un toque de distinción a su rol convirtiéndose en goleador. Colón, el único invicto, está segundo en el torneo con 20 puntos junto a Basañez, a tres de los líderes, Platense y Albion.

"Mi aspiración es volver a jugar profesionalmente, hacer una buena campaña en Colón y tener una nueva oportunidad", dice. Sueña con que el viático se haga contrato, con que la bici le deje lugar al ómnibus y con darle lo mejor a su señora –que hace limpiezas– y a sus hijas de 7 y 2 años.

Los siete goles de Correa en el torneo

1ª fecha: Rocha 1-1
2ª fecha: Potencia 0-0
3ª fecha: Salus 1-0 (gol)
4ª fecha: Halcones 3-0 (gol)
5ª fecha: P. del Plata 2-0 (2 goles)
6ª fecha: Bella Vista 0-0
7ª fecha: U. Montevideo 1-1
8ª fecha: Albion 2-2 (gol)
9ª fecha: Basañez 2-1 (gol)
10ª fecha: Libre
11ª fecha: Huracán Buceo 1-0 (gol)

Así lo define su entrenador, Julio Acuña

"Es un excelente golero, está en la edad ideal para el puesto que para mí son los 30 años, tiene una gran pegada y gran personalidad. En la C se juega con mucho pelotazo y Correa tiene gran juego aéreo. Entrena muy bien y creo que puede tener una chance mejor. Se la merece porque es un gran luchador"

Ingreso Usuarios

Mensaje de error

Enviando...

Olvidé mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para reestablecer tu contraseña.

Enviar

Aviso de suscripción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.