El Observador +

Este sitio está optimizado para 1024 x 768 o superior.

Ir a la versión Mobile

17º C

Montevideo
H 77 %

Buscar

Sábado 19 de Agosto de 2017

Ver Páginas
Buscar

Noticias en la web - EL CASO SENDIC

Noticias en la web - EL CASO SENDIC | Edición del día Sábado 19 de Agosto de 2017

El dilema entre apoyar al gobierno o posicionarse en el FA

La diversidad ideológica del FA expone a los jerarcas al dilema de apoyar al gobierno o acompañar la postura de su sector político

Aunque en un principio lo tomaron con bronca, los frenteamplistas asumieron con el pasar de los años que una colcha de retazos era una imagen apropiada para ilustrar el crisol de corrientes que integran la coalición conformada por la izquierda uruguaya.

Cuando el Frente Amplio llegó al gobierno en 2005 la amalgama de sectores llevó a una conformación del Poder Ejecutivo por parte de dirigentes que, si bien confluyen en el Consejo de Ministros bajo un programa común, presentaban visiones contrapuestas en temas espinosos.

La situación obligó a lo que ellos mismos llaman "síntesis" pero, en ocasiones, también evidenció fisuras, y eso fue lo que ocurrió en los últimos días con el posicionamiento del vicepresidente de la República, Raúl Sendic, sobre la crisis social y política de Venezuela.
En gobiernos anteriores del Frente Amplio también hubo casos de otros integrantes del Poder Ejecutivo que chocaron con los mandatarios por temas en los que en la izquierda les va algo más que la ideología.

El apoyo de Uruguay el sábado 5 a la aplicación sobre Venezuela de la cláusula democrática del Mercosur dividió al Frente Amplio y dejó al vicepresidente en un brete. Ese mismo día Sendic tuvo una reunión con su sector, que emitió una declaración crítica sobre la decisión del gobierno. Horas después, otra con el Consejo de Ministros. Un único tema con posiciones enfrentadas en ambas reuniones y, en el medio, Sendic, que ya enfrentaba una ola de cuestionamientos por el uso que dio a la tarjeta corporativa de ANCAP mientras estuvo en el directorio del ente.

El vicepresidente tuvo que surfear entre la postura de su sector político –afín a Nicolás Maduro– y la de la Poder Ejecutivo, crítica con Venezuela.

En gobiernos anteriores del Frente Amplio también hubo casos de otros integrantes del Poder Ejecutivo que chocaron con los mandatarios por temas en los que en la izquierda les va algo más que la ideología.

El Frente Amplio busca entonces evitar temas como Venezuela que lo dividen, porque sus integrantes saben que las circunstancias obligan a declaraciones públicas en las que las diferencias quedan expuestas. En cambio, en otros casos de debates en ámbitos privados, como puede ser la Rendición de Cuentas, la coalición de izquierda suele acordar tras largas horas de conciliación.

El dilema de Venzuela

Además de la cercanía ideológica, el chavismo se convirtió con el tiempo en un socio del Frente Amplio, que lo salvó de situaciones como la quiebra de la cooperativa de ahorro COFAC ni bien asumió la izquierda en el 2005, y que además le vendió petróleo en términos beneficiosos, compró lácteos con sobreprecios y donó dinero para el Hospital de Clínicas.

El tema divide cada vez más al Frente Amplio por las decisiones del gobierno de Maduro, como convocar una cuestionada Asamblea Nacional Constituyente al margen de lo que establece la Carta Magna y utilizarla luego para destituir a la fiscal general de ese país, Luis Ortega. Incluso existen fisuras entre dirigentes de sectores mayoritarios como el Movimiento de Participación Popular y el Partido Socialista.

Embed

Sendic debió optar entre la posición del grupo que lidera, la Lista 711, que el sábado rechazó "enfáticamente" la medida contra el gobierno de Maduro, y la posición tomada por Vázquez. Todo en un ambiente de tensión y mientras los líderes de la izquierda negocian el futuro político del vicepresidente, que fue juzgado por el Tribunal de Conducta Política y en cuestión de días enfrentará al Plenario del Frente Amplio. El vicepresidente dijo este lunes que respaldaba la actuación del Poder Ejecutivo pero dos días antes había impulsado la declaración de su sector.

Sendic eligió exponer su ambivalente postura a través de su cuenta de Twitter en la mañana del martes 8. "Venezuela: Mi gobierno tomó posición que como Vicepresidente asumo. Mi opinión se expresó por la Lista 711. Diálogo, paz, no a la agresión", escribió.

Fuego amigo

El Frente Amplio y sus dirigentes convivieron con situaciones de jerarcas enfrentados a las decisiones del presidente durante los tres períodos de gobierno.

En la actual administración, el comunista Juan Castillo amenazó con renunciar a su cargo de director nacional de Trabajo en 2015 si el Poder Ejecutivo no levantaba la esencialidad declarada en la enseñanza. Tras una sucesión de críticas de distintos sectores, Vázquez levantó la medida.

A su vez, el canciller Rodolfo Nin Novoa y el ministro de Economía, Danilo Astori, –ambos del Frente Líber Seregni– fueron partidarios de ingresar al acuerdo global sobre servicios (conocido como TISA por sus siglas en inglés) pero el tratado era resisitido por la mayoría del Frente Amplio.
“Yo me sometí a la mayoría del Frente Amplio. No soy de los que cuando pierden agarran la pelota y se van”, dijo Nin Novoa en octubre de 2015 sobre la discusión por el TISA.

Vázquez resolvió someter la decisión al Plenario del Frente Amplio, que en los hechos vetó el acuerdo. Los ministros debieron tragarse ese sapo y acomodar su discurso sobre la marcha.

En el primer gobierno de Vázquez (2005-2010) una de las situaciones más tensas fue la discusión por un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. El entonces canciller Reinaldo Gargano chocó con el presidente, que era partidario del acuerdo.
“La fuerza política que sustenta al gobierno ha establecido que no es conveniente desde el punto de vista económicoo", dijo Gargano como en canciller en 2006.
El enfrentamiento fue tal que, apoyado por otros sectores, Gargano, un referente histórico del Partido Socialista, truncó la negociación.

Además el canciller de la administración de José Mujica (2010-2015), Luis Almagro, estuvo en principio en contra de la suspensión a Paraguay del Mercosur y el ingreso al bloque por la ventana de Venezuela en 2012, aunque en este caso luego se plegó a la resolución tomada por el líder del MPP junto a los otros socios. Mujica también enfrentó a Almagro y a su exsecretario de la Presidencia, Alberto Breccia, cuando impulsaron eliminar la ley de Caducidad.

La puja entre el uno y el dos

La postura del compañero de binomio de Tabaré Vázquez sobre el endurecimiento del gobierno uruguayo con el chavismo venezolano mostró las fisuras del Frente Amplio en el tema, pero también evidenció el dilema de gobernar y los equilibrios, al menos discursivos, de quienes están en el poder. Sin llegar al nivel de cuestionamiento que enfrenta Raúl Sendic en la izquierda, otros vicepresidentes también tuvieron sus disputas con el mandatario de turno.

En el período de gobierno entre 2010 y 2015 en reiteradas ocasiones quedaron expuestos los cruces de visiones, en general sobre la orientación de la economía, entre el presidente, José Mujica, y el vicepresidente, Danilo Astori.

También le había pasado a los blancos en su gobierno ejercido entre 1990 y 1995. El vicepresidente blanco, Gonzalo Aguirre, le envió en diciembre de 1991 una carta, que tomó estado público, al presidente Luis Alberto Lacalle exigiendo la remoción del equipo económico. Aguirre criticó el fracaso en el control de la inflación, advirtió que eso afectaba la imagen de todo el gobierno, y criticó la falta de diálogo del presidente con los sectores del Partido Nacional. Por su parte, consultado para esta nota, el exvicepresidente del último gobierno colorado, Luis Hierro López, reconoció a El Observador que en su momento tuvieron diferencias en temas puntuales con el por entonces mandatario, el fallecido Jorge Batlle, pero sostuvo que en todo momento se buscó solucionarlo a puertas cerradas.

"En todo caso siempre se resolvió en el mano a mano, hablando Jorge Batlle y yo, que es lo que corresponde. Ni por vía pública ni por una declaración de un sector del vicepresidente, lo que me parece el colmo de la hipocresía y del doble discurso, marcando una posición distinta a la que luego se sostiene en términos institucionales", dijo Hierro.

Ingreso Usuarios

Mensaje de error

Enviando...

Olvidé mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para reestablecer tu contraseña.

Enviar

Aviso de suscripción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.