El Observador +

Este sitio está optimizado para 1024 x 768 o superior.

Ir a la versión Mobile

20º C

Montevideo
H 93 %

Buscar

Miércoles 18 de Octubre de 2017

Ver Páginas
Buscar

Noticias en la web - DESPIDO

Noticias en la web - DESPIDO | Edición del día Jueves 19 de Octubre de 2017

Lo que un memorando sexista en Google revela sobre la cultura en Silicon Valley

La compañía despidió este lunes a un ingeniero de software

Por Daisuke Wakabayashi, The New York Times Service News
Google despidió este lunes a un ingeniero de software que escribió un memorando interno en el cual cuestionaba a la empresa por los esfuerzos que ha realizado para lograr una mayor diversidad, y argumentó que el número reducido de mujeres en los puestos técnicos era el resultado de diferencias biológicas y no de discriminación.

El memorando, llamado "La caja de resonancia ideológica de Google", hizo enfurecer a muchas personas en Silicon Valley porque se basa en ciertos estereotipos de género —como la noción de que a las mujeres les interesan menos los trabajos con altos niveles de estrés porque son más ansiosas— para racionalizar la brecha de género en la industria de la tecnología. El autor asegura que los esfuerzos de Google por intentar que haya una representación más equitativa de mujeres y hombres en el personal de la empresa eran "injustos, divisorios y malos para los negocios".

El memorando se difundió rápidamente fuera de la empresa, mientras otros empleados de Google despotricaban en contra de muchas de sus conjeturas.

En un correo electrónico que envió a toda la empresa, el director ejecutivo de Google, Sundar Pichai, mencionó que había partes del memorando que habían violado el código de conducta de la empresa y se habían sobrepasado "al promover estereotipos de género nocivos en nuestro espacio de trabajo".

El memorando metió a la empresa en un lío. Por un lado, Google lleva mucho tiempo promoviendo una cultura de apertura, en la cual los empleados pueden cuestionar a los ejecutivos sénior e incluso burlarse de las estrategias de la empresa en foros internos. Sin embargo, Google, como muchas otras empresas tecnológicas, enfrenta críticas con respecto a que no ha hecho lo suficiente para contratar o ascender a mujeres o a personas de minorías.

Después de leer el memorando, una ingeniera de Google publicó en Twitter que consideraría dejar la empresa si el departamento de recursos humanos no tomaba cartas en el asunto.

Las mujeres representan el 31 por ciento de la nómina de Google y el 20 por ciento de su personal técnico, según los reportes de diversidad de la empresa. Aunque esta sí tiene antecedentes de promover a mujeres talentosas en el ámbito de la tecnología como: Sheryl Sandberg, ahora directora de operaciones en Facebook; Marissa Mayer, la exdirectora ejecutiva de Yahoo, y Susan Wojcicki, actualmente directora ejecutiva de YouTube.

Megan Smith, exvicepresidenta en Google que también se desempeñó como directora de tecnología para Estados Unidos durante el gobierno de Barack Obama, dijo que el punto de vista promovido por el memorando es muy común en Silicon Valley, donde recientemente se han reportado varios casos de acoso sexual y sexismo.

"Está en toda la cultura" de Silicon Valley, dijo Smith en entrevista con Bloomberg.

En el correo de Pichai, titulado "Nuestras palabras importan", este afirmó que apoyaba el derecho de sus empleados a expresarse, pero que el memorando había ido demasiado lejos.

"El memorando definitivamente ha impactado a nuestras compañeras de trabajo, algunas de las cuales están dolidas y se sienten juzgadas debido a su género", escribió Pichai. "No deberían tener que preocuparse por demostrar cada vez que hablan en una junta que no son como las describe el memorando, que no son 'condescendientes' sino 'asertivas', que no tienen 'menos tolerancia al estrés' ni son 'neuróticas'".

James Damore, el ingeniero de software de 28 años que escribió el memorando original, confirmó que había sido despedido en un correo electrónico que envió a The New York Times el lunes; había trabajado en Google desde 2013. En su memorando, Damore mencionó que lo había escrito con la esperanza de tener una "discusión honesta" sobre la intolerancia de Google respecto a las ideologías que no encajan con lo que él considera las preferencias izquierdistas de la empresa.

Damore, quien trabajó en la infraestructura de la herramienta de búsqueda de Google, dijo que creía que las acciones de la empresa eran ilegales y que "era probable que buscara iniciar una acción legal".

"Tengo el derecho de expresar mis preocupaciones sobre los términos y condiciones de mi entorno laboral, así como de exhibir un comportamiento potencialmente ilegal, y eso es lo que externo en mi documento", señaló Damore. Afirmó que, antes de ser despedido, había presentado una querella ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales en la cual aseguraba que la gerencia general de Google estaba "tergiversándolo y avergonzándolo para silenciar sus reclamos".

Damore agregó que era "ilegal tomar represalias" en contra de una imputación de la Junta Nacional de Relaciones Laborales.

Pichai señaló que acortaría sus vacaciones familiares para regresar a las oficinas generales de Google en Mountain View, California, y encargarse de este asunto. Dijo que la empresa tenía la intención de llevar a cabo una junta el jueves con todo el personal para discutir el asunto.

Ingreso Usuarios

Mensaje de error

Enviando...

Olvidé mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para reestablecer tu contraseña.

Enviar

Aviso de suscripción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.