El Observador +

Este sitio está optimizado para 1024 x 768 o superior.

Ir a la versión Mobile

12º C

Montevideo
H 66 %

Buscar

Viernes 24 de Noviembre de 2017

Ver Páginas
Buscar

Noticias en la web - MERCOSUR

Noticias en la web - MERCOSUR | Edición del día Sábado 25 de Noviembre de 2017

La rotación de los cancilleres vecinos desafía a Nin Novoa

En Mendoza será la primera cumbre que compartirán los nuevos ministros

El 28 de junio de 2016, en un almuerzo de la Unión de Exportadores, Rodolfo y Susana se llamaron por sus nombres y dejaron de lado el estricto protocolo diplomático. Entre poemas de Borges se regalaron caricias verbales, sonrisas y guiños que volvían redundantes conceptos como "misma sintonía" y "buen clima de trabajo".

Ese día la canciller argentina Susana Malcorra todavía era candidata a liderar la ONU y su par Rodolfo Nin Novoa le aseguró el apoyo uruguayo para la secretaría general del organismo muy a su pesar porque, si fuera electa, él se quedaría sin "una gran socia".

Malcorra no llegó a convertirse en la primera mujer secretaria general de la ONU pero, sin embargo,
Nin Novoa se quedó sin su socia con la que parecía jugar de memoria. El 29 de mayo el presidente argentino, Mauricio Macri, anunció que Malcorra dejaba su cargo, aduciendo "motivos personales".

El ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay ya está acostumbrado a los cambios de interlocutor en los países vecinos, por más que eso le generó algún dolor de cabeza. En dos años y medio ya habló con tres cancilleres brasileños. Pero la situación no es igual en los dos casos.

Cambio que no se siente


El reemplazo de Malcorra no constituyó, a simple vista, un problema para la cancillería uruguaya. El nuevo ministro Jorge Faurie apareció como continuidad de una gestión que pretende profesionalizar la cancillería argentina. No es casualidad que los dos ministros de Relaciones Exteriores y Culto argentinos de la administración Macri han sido funcionarios de carrera con una larga trayectoria. De hecho, Faurie y Malcorra son dos de los cuatro diplomáticos profesionales que fueron ministros en la historia de la cancillería argentina.

"Vamos a trabajar en la continuidad de las políticas que (el presidente) le pidió impulsar a Susana Malcorra. Esto es un trabajo en equipo y vamos a trabajar en las mismas líneas, donde lo que más importa es la inserción de Argentina en el mundo", dijo Faurie a la prensa, el día que tomó juramento en la Casa Rosada.

Durante la gestión de Malcorra, Argentina recibió a 32 jefes de Estado y de gobierno, entre ellos la canciller alemana Angela Merkel, los expresidentes Barack Obama (Estados Unidos) y François Hollande (Francia). Además, Macri visitó a Donald Trump en Washington.

Por el momento, en la cancillería uruguaya no advierten cambios en la relación con Argentina que, al parecer, sigue en tan buena sintonía como desde el inicio de la administración de Macri.

De hecho, la semana pasada en Salto, Nin Novoa dijo que la relación con Argentina es "muy fluida" y que se han logrado "muchos acuerdos".

Faurie es tan activo en Twitter como su antecesora. Es embajador desde 1998 pero comenzó su carrera diplomática a mediados de la década de 1970. Fue jefe de protocolo durante el gobierno del expresidente Carlos Menem y embajador en Portugal durante 10 años.

Es cercano al presidente Macri, tanto que lideró el protocolo durante la complicada transferencia de mando.

Luego partió hacia París donde estuvo al frente de la embajada, hasta que Macri lo llamó para asumir el máximo cargo que su carrera le permite.

Cambios que complican


Ese día que Nin Novoa y Malcorra expusieron en el almuerzo de la Unión de Exportadores, el ministro anunció que recibiría en Montevideo al nuevo canciller brasileño, José Serra, con quien todavía no había cruzado palabra.

Serra fue el primer canciller de Michel Temer y llegaba al cargo en sustitución de Mauro Vieira, quien había renunciado junto a todo el gabinete de Dilma Rousseff, luego de que la expresidenta fuera destituida. Pero Serra estuvo apenas nueve meses al frente de Itamaraty. En febrero de este año renunció por problemas de salud y volvió al Senado.

"El gobierno brasilero me cambia los ministros y tengo que empezar de vuelta", dijo Nin Novoa

Sin muchos nombres a quien recurrir, Temer nominó a Aloysio Nunes quien tiene un perfil similar a Serra. Los dos son políticos del Partido de la Social Democracia en Brasil. Los dos habían sido los principales promotores de la destitución de Rousseff desde el Senado. Los dos han sido extremadamente críticos con el funcionamiento del Mercosur y no dudaron en catalogar el gobierno de
Nicolás Maduro en Venezuela como una dictadura.

Como parlamentario dedicado a los asuntos internacionales, Nunes promovió un mayor acercamiento con Estados Unidos y Europa. Luego de su designación, el actual canciller dijo que su principal objetivo era darle "una vida nueva al Mercosur" y puso énfasis en la posibilidad e concretar un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea y de acercarse a la Alianza del Pacífico.

"Queremos devolverle al Mercosur su ambición original de ser una zona de libre comercio. Queremos eliminar la gran mayoría de los problemas de toda naturaleza que obstaculizan el comercio", dijo
Nunes en una entrevista con Época en abril.

Como mucho de los políticos que hoy ocupan cargos públicos en Brasil, Nunes es otra de las personas que la justicia investiga por su presunto involucramiento en el esquema de corrupción de Petrobras.

Para Nin Novoa, estos cambios en Itamaraty han sido un problema. "El gobierno brasilero me cambia los ministros y tengo que empezar de vuelta", dijo Nin Novoa el pasado domingo en Cerro Largo, informó el semanario Búsqueda.

Ingreso Usuarios

Mensaje de error

Enviando...

Olvidé mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para reestablecer tu contraseña.

Enviar

Aviso de suscripción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.