El Observador +

Este sitio está optimizado para 1024 x 768 o superior.

Ir a la versión Mobile

12º C

Montevideo
H 76 %

Buscar

Domingo 24 de Septiembre de 2017

Ver Páginas
Buscar

Noticias en la web - MATERNIDAD

Noticias en la web - MATERNIDAD | Edición del día Domingo 24 de Septiembre de 2017

El consumo esporádico de alcohol durante el embarazo afecta al bebé

Aunque la ingesta no sea continúa ni en grandes cantidades puede traer problemas en el desarrollo del sistema nervioso del pequeño

El consumo esporádico de alcohol durante el embarazo provoca alteraciones neuronales en el bebé. Las complicaciones son indetectables en el parto, pero pueden afectar el aprendizaje, comportamiento y memoria del niño, según un estudio llevado publicado en la revista Neuropharmacology.

La investigación, que fue realizada por científicos de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona, demostró que el alto consumo de alcohol en un solo día durante el periodo de gestación afecta el desarrollo del sistema nervioso del feto. Asimismo, aunque el consumo de bebidas alcohólicas sea poco pero más frecuente, es suficiente para provocar errores neuronales graves que se prolongan hasta la edad adulta.

Por su parte, el grupo de Investigación en Neurobiología del Comportamiento (GReNeC-NeuroBio) de la UPF estudió qué ocurre cuando el consumo de alcohol durante el embarazo no se da de forma continua, sino esporádicamente. Según Olga Valverde, líder de la investigación, lograron revelar "alteraciones en las neuronas cerebrales que se traducen en graves anomalías en el comportamiento de la descendencia".

A su vez, advirtió que "no aparecen malformaciones ni cambios en el peso corporal de la descendencia, con lo que el trastorno es invisible en el momento del nacimiento". El alcohol interrumpe el desarrollo embrionario del sistema nervioso central, provocando una mala función cognitiva y conductual a largo plazo.

También puede activar de forma intensa al sistema inmune que protege la función de las neuronas, causando algún daño cerebral y la neurodegeneración en adolescentes y adultos. "Hemos observado un aumento de ciertos factores proinflamatorios en el cerebro de las crías afectadas por el consumo esporádico materno de alcohol", agregó Valverde.

Este desequilibrio hace que el sistema inmunitario ataque la mielina, una capa celular que rodea el nervio y que facilita que los impulsos eléctricos se transmitan eficientemente a las neuronas y, por tanto, se transmite el mensaje nervioso.

"Hoy por hoy no sabemos si las disfunciones neuroconductuales persistentes están relacionadas con la neuroinflamación o las alteraciones de la mielina pero, de acuerdo con nuestros resultados, los antiinflamatorios deberían ser considerados como posible tratamiento para prevenir el daño cerebral causado por el consumo de alcohol durante el embarazo", concluyó Valverde.

Ingreso Usuarios

Mensaje de error

Enviando...

Olvidé mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para reestablecer tu contraseña.

Enviar

Aviso de suscripción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.