El Observador +

Este sitio está optimizado para 1024 x 768 o superior.

Ir a la versión Mobile

12º C

Montevideo
H 66 %

Buscar

Viernes 24 de Noviembre de 2017

Ver Páginas
Buscar

Noticias en la web - LITERATURA

Noticias en la web - LITERATURA | Edición del día Sábado 25 de Noviembre de 2017

Filmish, un libro que es una clase de cine ilustrada

Filmish, del autor e ilustrador escocés Edward Ross, propone un recorrido didáctico y entretenido en la historia y teoría del séptimo arte mediante un cómic

Para explicar cómo funciona el cine, repasar su historia, predecir su futuro y presentarlo como el medio creativo "por excelencia de la modernidad", el autor e ilustrador escocés Edward Ross decidió recurrir a otro arte: el cómic.

El resultado es Filmish, un libro editado por Reservoir Books –distribuido en Uruguay por el grupo editorial Penguin Random House– en el que Ross propone un ensayo sobre el séptimo arte que se lee como si fuera una novela gráfica: pasando los ojos de cuadro a cuadro.

Ross es dibujante de cómics y guionista y, según su biografía, después de licenciarse en Estudios Cinematográficos unió su pasión por el cine y la ilustración para diseñar un revista para aficionados de la que llegó a publicar cuatro entregas. Esos fanzines fueron reeditados en Filmish.

La devoción de Ross por el cine se nota desde el principio, en el que el autor repasa los orígenes del medio a través de un capítulo temático titulado El ojo. En él, el autor se dibuja a sí mismo como parte de los momentos claves de la historia inicial del medio.

Como un guía omnipotente, la versión ilustrada del propio autor interactúa con su entorno y se inserta en escenas claves de películas populares y de culto, mientras cita a una galería de autores que han desarrollado el pensamiento teórico y crítico sobre el cine.

Esa aparición de escenas de filmes clásicos y menos reconocibles y sus personajes son parte fundamental del entretenimiento que el autor provee al lector en Filmish. Dado que Ross decidió explicar qué escenas adaptó a su estilo recién al final del libro, como parte de sus apuntes, reconocer qué películas aparecen se vuelve un ejercicio casi inmediato durante la lectura.

Al dividir la obra en capítulos temáticos –la arquitectura, el lenguaje o el cuerpo son algunos–, Ross propone una lectura de la que se ha escrito sobremanera, de una forma ágil e innovadora.

Además, su entendimiento del lenguaje del cómic –en el que se nota un claro dominio– hacen del libro algo aún más recomendable, tanto para fanáticos del cine como de la historieta.

Los apuntes que cierran el libro, en tanto, merecen tanta atención como el resto del trabajo. El ilustrador no solo anota cada una de las referencias fílmicas que aparecen en la historieta, sino que también da pie a que el lector conozca otras obras angulares que han tratado de comprender el fenómeno que hace al cine una de las principales industrias del entretenimiento contemporáneo.

Aunque es cierto que Filmish no aporta elementos nuevos al análisis del medio cinematográfico –aunque sí propone discusiones sobre temáticas actuales, como la falta de diversidad en Hollywood y el lugar de la mujer en la industria–, el libro es una pieza merecedora de un espacio en la biblioteca de cualquier apasionado del cine.

Ingreso Usuarios

Mensaje de error

Enviando...

Olvidé mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para reestablecer tu contraseña.

Enviar

Aviso de suscripción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.