El Observador +

Este sitio está optimizado para 1024 x 768 o superior.

Ir a la versión Mobile

17º C

Montevideo
H 77 %

Buscar

Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Ver Páginas
Buscar

Noticias en la web - CAMPEONATO INTERMEDIO

Noticias en la web - CAMPEONATO INTERMEDIO | Edición del día Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Ahora manda el bolso

En deslucido partido, Nacional venció 1-0 a Defensor Sporting se consagró campeón, clasificó a la Sudamericana y jugará la Supercopa

Cada uno toma este Torneo Intermedio como quiere. El presidente de Nacional desfiló por los medios hablando del torneo 132 ganado por la institución. Los de Defensor Sporting lo minimizaron antes de llegar a la final. "Ahora parece que fuera la Champions League", dijo Mathías Cardacio. El técnico de los tricolores, Martín Lasarte, expresó que no quería cambiar el discurso y le dio importancia por la Tabla Anual.

Acá hay una realidad. Nacional tenía una espina clavada con este rival. Quedó reflejada en la concurrencia. Se la quería sacar.

En un partido chato, duro para la vista, con una campo de juego que conspiró contra el espectáculo, Nacional se quedó con el Intermedio al vencer 1-0 a la viola.

Tal vez, para su rica historia, el torneo ni le suma ni le resta. Pero se sacó la espina. Se demostró a sí mismo que le podía ganar a un rival de peso con el que pelea palmo a palmo por la Tabla Anual.

Suena extraño escribir de merecimientos en un partido extraño, con mucho corte, demasiada marca, sumamente táctico. Pero la libreta de apuntes, por escasos que fueron, no deja mentir.

Nacional hizo más por el partido. Por lo menos lo fue a buscar ante un rival que en todo el primer tiempo no remató al arco.

Controlado Carneiro, desconocido Zunino, sin la asistencia adecuada Bueno, con Cabrera enredado y Benavídez mal en la entrega del balón, Defensor le facilitó las cosas a Nacional. Su técnico Martín Lasarte dijo en el análisis final que no quería ir a la pelea cuerpo a cuerpo que plantea Defensor.

Y en un partido de poco brillo, el mediocampo del bolso salió mejor parado con Arismendi como abanderado. Siempre bien parado. A su lado contó con un Rodríguez que intentó jugar bien. Nacional desequilibró por izquierda donde entre Seba Fernández y Aguirre lo tuvieron a los saltos a Guillermo De los Santos que se regaló y a los dos minutos recibió amarilla.

El tema es que fueron una par de desbordes, no mucho más. Viudez no estaba. Entonces todo quedó resumido a una acción donde la defensa violeta sacó la pelota dos veces y el remate final de Fernández se perdió afuera.

El segundo tiempo tuvo similares características. Como será la cosa que en los primeros 12 minutos se habían cometido siete faltas. Eso es indicativo de lo poco que se jugó.

Acevedo sorprendió sacando a Cabrera y Bueno. Mandó a Cougo como delantero junto con Carneiro. Apostó a desequilibrar en velocidad. Pero a poco del cambio Nacional lo sorprendió. Se encontraron Viudez con Kevin Ramírez que tiraron una pared y el centro de éste último lo conectó Rodrigo Aguirre para poner en ventaja al bolso.

La historia no se selló por el amor propio de los jugadores de la viola a los que siempre hay que dejarles un crédito abierto. Pero esta vez no dispusieron de ventajas. Nacional se cerró y, sin importar el destino, su defensa restó el peligros siempre.

Con espacio el tricolor pudo aumentar pero Reyes salvó dos mano a mano contra Aguirre y Kevin Ramírez.

Y de esa forma Nacional se quedó con el Intermedio. Cada uno toma el torneo como quiere. Pero acá hay una realidad: Nacional perdió solo dos partidos en el año, con Defensor en el cierre del Apertura y con Boston River. Tiene una base de jugadores, una estructura, gente con experiencia que maneja el vestuario. Lidera la Tabla Anual y va por el camino del Uruguayo. l

Embed

.

Ingreso Usuarios

Mensaje de error

Enviando...

Olvidé mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para reestablecer tu contraseña.

Enviar

Aviso de suscripción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.