El Observador +

Este sitio está optimizado para 1024 x 768 o superior.

Ir a la versión Mobile

13º C

Montevideo
H 64 %

Buscar

Domingo 22 de Octubre de 2017

Ver Páginas
Buscar

Noticias en la web - MÚSICA

Noticias en la web - MÚSICA | Edición del día Domingo 22 de Octubre de 2017

La última nota de una gran voz roquera

Chris Cornell, líder de Soundgarden y Audioslave e ícono del grunge, murió a los 52 años en Detroit

Para hablar de Chris Cornell hay que referirse a su voz. Dominaba los agudos y los rugidos metaleros al igual que los registros más profundos, pero al mismo tiempo hacía lucir las melodías más poperas con una tersa suavidad. Manejaba idóneamente las cuatro octavas que cubría su registro, adornando su también interesante lírica con frustración, emoción, amor e ira. La enorme y expresiva voz de Cornell, que brilló en Soundgarden, Temple of the Dog, Audioslave y en su carrera solista, fue la que lo posicionó como una de las figuras más talentosas del grunge, así como una de las mejores del rock.

Cornell fue uno de los fundadores y sobrevivientes del movimiento grunge, diezmado desde sus comienzos por el abuso de drogas y por los suicidios. Fue por eso uno de los responsables de mantener viva la antorcha mediante la música y el legado de sus amigos y colegas en sus shows o junto con la banda Temple of the Dog, dedicada a homenajear a Andrew Wood, vocalista de la banda de grunge Mother Love Bone.

Temple of the Dog - Say Hello 2 Heaven

Cornell vio partir a demasiados de sus contemporáneos: de Kurt Cobain y Layne Staley, pasando por Jeff Buckley y más recientemente Scott Weiland. Fue una las últimas voces fundacionales del grunge y, junto con Eddie Vedder, de las más reconocibles e importantes del rock contemporáneo.

Es por eso que la noticia de su sorpresivo fallecimiento (que fue declarado como suicidio) es especialmente triste, no solo por significar la partida de otro ícono del rock que se fue demasiado pronto, sino por su lugar en la historia de un género que supo reinar en los noventa, cuyo sonido permeó de diferentes maneras en las siguientes décadas y cuyos representantes son cada vez menos.

Con 52 años y luego de un concierto de Soundgarden en Detroit, Cornell fue encontrado sin vida en la habitación del hotel, poniendo un punto final abrupto en una carrera que deja un acervo de excelentes canciones, hits icónicos del rock alternativo y discos para seguir explorando.

La carrera de una voz imponente

Christopher Boyle Cornell nació en 1964 en Seattle, cuna de un nuevo sonido que combinó el punk y el metal con la sensibilidad del incipiente rock independiente de principios de los ochenta. Cornell comenzó cantando detrás de la batería, y junto con Hiro Yamamoto en bajo y Kim Thayil en guitarra fundó Soundgarden en 1984. Un año después abandonó el instrumento para colocarse en el frente y encarar al público solo armado de su voz y guitarra.

Su primer EP Screaming Life (1987) fue uno de los primeros lanzamientos del sello Sub Pop, pieza fundamental en la difusión y el éxito del grunge, encargado de editar compilados y discos que marcaron la estética sonora de la época. Le siguieron los álbumes Ultramega OK (1988) y Louder than Love (1989), el primero de grunge editado por un sello internacional, A&M Records (del grupo Universal Music).

Entrada la década de 1990 llegó la popularidad del género gracias a Nirvana, pero Soundgarden lo precedió con dos excelentes ejemplares: Badmotorfinger (1991) y Superunknown (1994), con el cual la banda se consolidó gracias a Black Hole Sun, el tema (y video) más reconocido y premiado de su carrera. Consiguieron así giras mundiales y cultivar un nombre por fuera del movimiento, acercándose más a zonas de la psicodelia mientras Cornell pulía ribetes de su voz más parecidas al soul.

Soundgarden - Black Hole Sun

En 1996 editaron Down on the Upside, un disco que padeció la popularidad de su antecesor y en cuya producción se concentraron tensiones que la banda acarreaba. Luego de una complicada gira, el grupo se separó en 1997.

Cornell continuó su propio camino solista, ofreciendo en 1999 Euphoria Morning, un subvalorado álbum que mostró el interesante rango del cantautor, mostrando una posibilidad de pop grunge y con notas más claras del soul.

Pasado el cambio del milenio, Cornell le dio una nueva chance a ocupar el rol de líder de una banda con Audioslave. Formada con los músicos de Rage Against The Machine, el grupo encontró una veta exitosa en el rock alternativo, combinando su poderosa voz con la guitarra vertiginosa de Tom Morello. Audioslave contó con varios hits como Cochise y Like a Stone, y lanzó tres discos.

Audioslave - Like a Stone

Previo a la salida del disco Audioslave (2002), Cornell se internó en una clínica de rehabilitación. Las drogas y el alcohol formaron parte intermitente de su vida desde los 13 años, y el músico logró mantenerse sobrio desde entonces.

En los siguientes años Cornell continuó explorando. En 2007 editó como solista un maduro Carry On, que incluyó el tema You Know My Name, su aporte a la banda sonora de la saga de James Bond. Dio un fallido volantazo con el disco Scream (2009), en el que experimentó infructuosamente con el hip hop, pero luego volvió a sus raíces al editar el disco acústico y en vivo Songbook (2011) y, más recientemente, Higher Truth (2015).

Chris Cornell Can't Change Me

En 2010 Soundgarden decidió reunirse, y luego de recorrer el circuito de festivales volvieron al estudio para crear King Animal (2012). La banda continuó visitando escenarios del mundo y desde abril se encontraba en medio de una gira primaveral por Estados Unidos, que en las últimas horas se vio interrumpida cuando la irrepetible y hasta ese momento imparable voz de Cornell se apagó.

Ingreso Usuarios

Mensaje de error

Enviando...

Olvidé mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para reestablecer tu contraseña.

Enviar

Aviso de suscripción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.