El Observador +

Este sitio está optimizado para 1024 x 768 o superior.

Ir a la versión Mobile

21º C

Montevideo
H 72 %

Buscar

Viernes 23 de Junio de 2017

Ver Páginas
Buscar

Noticias en la web - NEGOCIO

Noticias en la web - NEGOCIO | Edición del día Viernes 23 de Junio de 2017

Estado recaudó $ 3 millones en un remate de autos de narcos

Además fueron vendidos vehículos decomisados por contrabando y rapiñas

Cientos de personas llegaron sobre las 10 de mañana de este miércoles a un galpón ubicado en Juan Jacobo Rousseau y Güeme, para participar de un remate judicial en el que se ofrecían vehículos decomisados a rapiñeros, contrabandistas, y narcotraficantes. Motos semi desarmadas, los restos de un camión destrozado, autos antiguos y otros más nuevos, en aparente buen estado, comparten exhibición con los vehículos de alta gama que alguna vez pertenecieron a bandas criminales.

Aunque estos últimos se llevaron la atención de la mayoría de los asistentes, los de menor valor también tuvieron sus compradores. Por ejemplo, tres motos utilizadas por rapiñeros (dos de 125 cc y una de 200 cc) fueron vendidas a $9.000, un Fiat Uno por $30 mil, un Chevrolet Corsa a $50.000 (US$ 1.700) y un camión Foton modelo BJ 104 fue adquirido por $ 130 mil (US$ 4.500).

Por una camioneta Hyundai Tucson del 2006, cuyo valor en el mercado de usados ronda los US$ 14 mil, un comprador pagó US$ 5.000, y por un Chevrolet Cruze LTZ (la versión más equipada de este modelo) pagaron US$ 7.000, cuando su precio va desde los US$ 17 mil a los US$ 25 mil.

Los más de 100 vehículos subastados provienen de diferentes operativos policiales. Desde accidentes de tránsito y rapiñas, hasta casos de crimen organizado.

La camioneta Tucson vendida por US$ 5.000, por ejemplo, fue utilizada por narcos para ingresar al país cerca de 230 kilos de marihuana. Policias de la brigada antinarcoticos de San José -donde se hizo la incautación- debieron arrancar los parachoques y desarmar el interior del vehículo para extraer los 453 ladrillos que llevaba escondidos.
Los más de 100 vehículos subastados provienen de diferentes operativos policiales. Desde accidentes de tránsito y rapiñas, hasta casos de crimen organizado.
Según dijeron a El Observador fuentes de la brigada antinarcóticos, en el remate se presentaron cinco autos, entre los que estaba un Honda Civic de 2011, decomisados como parte del operativo "Aguará" y "Coliseo", en el que se incautaron 6 kilos de pasta base de cocaína, 100 kilos de marihuana y US$ 270.000. Por ese operativo fueron detenidas seis personas (tres uruguayos y tres paraguayos).

En total, la Junta Nacional de Drogas logró recaudar más de $ 3 millones, correspondiente a la venta de 27 vehículos decomisados específicamente en operativos antinarcóticos, según informó el organismo. Este dinero será destinado para fortalecer las políticas de drogas, en programas de prevención, tratamiento e inserción. Estos fondos también se destinan a los programas de represión del narcotráfico en las distintas brigadas de todo el país, informó la junta.

Por año se realizan al menos tres remates judiciales de bienes incautados a narcotraficantes. Si bien en esta oportunidad la oferta fue dominada por la venta de autos, motos y camionetas, también se subastan avionetas, embarcaciones y mobiliario.

Mantener el valor

Antes de comenzar el remate varias personas se quejaron de que la Toyota Hilux 3.0, el Toyota Corolla y una moto de agua fueran retirados de la subasta, por una decisión judicial de último minuto.

"Sacan lo mejor, acá hay joda" dijo un hombre que estaba dispuesto a pujar por esos bienes que habían sido decomisados en un operativo de contrabando y lavado de activos en el departamento de Salto.

Según explicaron los rematadores, la defensa apeló la decisión del juez de disponer de los bienes de los acusados, por lo que no pudieron ser agregados a la oferta de la subasta.

Desde la Junta Nacional de Drogas señalaron que sobre la mayoría de los vehículos subastados no hay una sentencia definitiva y,desde el punto de vista del proceso, los acusados son todavía inocentes.
Sin embargo, debido a que la investigación puede demorarse durante años, la Justicia permite el remate anticipado como forma de mantener el valor de esos bienes.
Según explicaron los rematadores, la defensa apeló la decisión del juez de disponer de los bienes de los acusados, por lo que no pudieron ser agregados a la oferta de la subasta.
De esta forma, se evita que los bienes se deterioren, y pierdan su valor, mientras el proceso se lleva adelante.

Cuando un bien es vendido, el dinero es depositado en una cuenta en unidades indexadas a la espera de la resolución definitiva de la Justicia. Si el acusado es culpable, el dinero pasa a las arcas del Estado. Si es señalado inocente, se le entrega el dinero.

Además se elige convertir ese dinero a unidades indexadas para resguardarlo de la inflación.

Enojo sindical

Sobre las 10 de la mañana, mientras varias personas se agrupaban en la puerta del galpón donde se llevaría adelante el remate, dos funcionarios judiciales colgaron un cartel que anunciaba la suspensión de la subasta "por medidas gremiales". La situación generó el enojo de varias personas que igual decidieron esperar algunos minutos antes de retirarse. Finalmente, los "pisteros" y rematadores debieron salir a aclarar que el remate sí se llevaría adelante, lo que provocó el enojo de varios funcionarios judiciales.

Según explicaron los trabajadores, la intención del gremio es impedir que se lleven adelante aquellos remates en los que el Estado recaude dinero, como medida de protesta en reclamo de un aumento salarial del 21,6%.

Ingreso Usuarios

Mensaje de error

Enviando...

Olvidé mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para reestablecer tu contraseña.

Enviar

Aviso de suscripción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.