El Observador +

Este sitio está optimizado para 1024 x 768 o superior.

Ir a la versión Mobile

19º C

Montevideo
H 88 %

Buscar

Jueves 14 de Diciembre de 2017

Ver Páginas
Buscar

Noticias en la web - NACIONAL

Noticias en la web - NACIONAL | Edición del día Jueves 14 de Diciembre de 2017

Largó la operación esperanza

Un lunes de autocrítica marcó el arranque y reforzó la confianza de los tricolores

La lluvia y la penumbra del lunes de mañana parecían dibujar el fondo apropiado al momento de Nacional. El regreso a Los Céspedes después de un sábado de terror en el estadio Franzini, donde la fiesta acabó con el peor final que habían imaginado, establecía una instancia muy particular para el plantel tricolor que pretendía regresar a la concentración con la felicidad del objetivo cumplido.

Golpeado, porque si hubo uno al que marcó la caída ante Defensor Sporting fue a Martín Lasarte, pero curtido –después de tantos años en el fútbol–, el técnico se paró delante del grupo, como en cada inicio de semana y desgranó una profunda autocrítica.

Analizó el partido del sábado. Subrayó, como suele hacerlo en el éxito como en la derrota –"ni tan fenómenos, ni tan desastrosos", expresa el DT albo a sus jugadores con frecuencia– las fallas de su equipo y los aciertos del rival. Y se detuvo en un momento: en esos seis minutos que marcaron el partido (47' el gol de Bueno y 53' el de Gómez) y la victoria de Defensor Sporting, que fueron imperdonables para alcanzar el logro que Nacional se había fijado.

Revolvió la herida, obviamente, porque un equipo de la calidad del que dirige no puede permitirse el privilegio de encarar como lo hizo esos seis minutos en un partido decisivo, y mucho menos confiarse. Y enseguida pasó la página, puso el foco en la última fecha del Apertura –ante Sud América– y en el cierre en la Libertadores, con esa carga de confianza –incluso cuando está diezmada después de la derrota en el Franzini– y llena de esperanza.

Lasarte tiene por delante 10 días decisivos en el torneo local y en la Copa, y la posibilidad de confirmar, más allá de ganar el Apertura o terminar segundo, que es posible afrontar la doble competencia en el fútbol uruguayo.

¿Por qué fue la peor semana?


Después de la derrota del sábado, Lasarte habló de que vivió una semana muy difícil. Explicaron a Referí que las expresiones del técnico apuntaron a que en los días previos al partido con Defensor Sporting perdió a Rodrigo Aguirre por la mala fortuna de que el jugador se cortó un brazo, terminó en el quirófano y descartado para los dos últimos partidos. Diego Arismendi estuvo con fiebre el viernes y jugó el sábado, a puro corazón aseguraron, solo 45 minutos porque no le dio el físico para más. Así, de un plumazo, el técnico se había quedado sin dos de sus mejores jugadores. Luego se lesionó Tata González. Al mismo tiempo, en la cabeza del entrenador daba vuelta que el entrenamiento del miércoles en Los Céspedes no resultó como el DT quería, el jueves no hicieron la mejor práctica en una semana clave –la más importante del año–, y el sábado se vio en la cancha lo que preveía, con la esperanza de que como había sucedido a lo largo del año, ese plus que tuvo el equipo le permitiera firmar otra remontada. Esta vez no hubo milagro y ahora empieza la operación esperanza.

El rompecabezas del equipo

Cuatro bajas (Diego Polenta y Santiago Romero suspendidos, Álvaro González y Rodrigo Aguirre lesionados), los sub 20 en el Mundial (Agustín Rogel y Matías Viña) y Alexis Rolín aún lejos de forma, se transforman para Martín Lasarte en un gran rompecabezas para resolver.

¿Quién va por Polenta el sábado ante Sud América? La primera opción en la pretemporada era Rolín. El zaguero debía estar para jugar a esta altura, pero aún no. Rogel y Viña están en China. La opción que le queda al técnico es incluir a Diego Arismendi como zaguero, como ya lo hizo.

Pero para cubrir una zona, desviste otra. ¿Cómo arma el medio? Sin Arismendi ni Romero, le quedan las opciones de Sebastián Rodríguez y Gonzalo Porras.

En ofensiva sigue sufriendo la ausencia de Aguirre, el jugador que se transformó en la diferencia en el torneo local: su aporte individual o como fogonero de Hugo Silveira, fue el que colocó a Nacional de lado de la victoria o del otro.

Sud América surge en el horizonte y Lasarte tiene en sus manos la difícil tarea de rearmar el equipo con muchas bajas. l

Ingreso Usuarios

Mensaje de error

Enviando...

Olvidé mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para reestablecer tu contraseña.

Enviar

Aviso de suscripción

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.